Saltar al contenido

Decoración estilo Manhattan

Si nos gusta el estilo de vida de norteamericana es bastante probable que alguna vez hayamos pensado en pasar un tiempo en Estados Unidos, incluso tener un piso en Manhattan.
Quizás ahora no es el momento de mudarse ahora, pero la decoración nos puede acercar un poquito mas a nuestro sueño y nos podemos llegar a imaginar mas cerca de Wall Street con la decoración de nuestra propia casa.

Estilo Manhattan para tu hogar

Esas tendencias que nos traen los más cool en complementos y mobiliario nos van a permitir tener un hogar estilo Manhattan. De forma que, en cierto modo y a pequeña escala, podamos hacer realidad nuestra fantasía de vivir en la Gran Manzana.

Un hogar estilo Manhattan requiere una decoración útil en el día a día, que no se encuentre condicionada por el espacio y que nos proporcione una sensación de bienestar en cuanto crucemos el umbral de la puerta de nuestro hogar.

Pero todo lo anterior se debe realizar bajo la premisa del tiempo, así un hogar estilo Manhattan no debe robarnos mucho tiempo para dedicarlo a su mantenimiento y debe posibilitarnos la distribución efectiva de nuestras pertenencias, con orden y sin abrumarnos.

El mobiliario de líneas rectas y depuradas nos dirigen hacia un estilo práctico que huye de los ambientes recargados y que persigue una atmósfera ligera en todos los espacios del hogar, ya hablemos del dormitorio, la cocina o, especialmente, el salón.

El mobiliario debe ser amplio en extensión pero ligero en espacio, no obstante debe cubrir todas las necesidades del hogar. Una firmas como Camino a Casa apuestan por los lacados y por reducir lo más posible los espacios donde se pueda acumular el polvo.

Los accesorios cobran especial importancia a la hora de decorar un hogar estilo Manhattan. Cuadros y lámparas van a tomar un protagonismo fundamental. Éstas últimas se fundirán con el soporte un blanco inmaculado consiguiendo que nuestra atención se dirija a los cuadros.

El estilo pop art llena nuestras paredes, las famosas láminas con imágenes de Audrey Herpburn, Marilyn o Rita Haiworth o las más urbanas de paisajes neoyorquinos donde los populares taxis amarillos descansan sobre un asfalto desde el que se vislumbran los rascacielos, son clásicos en las paredes de un hogar estilo Manhattan.

En cuanto a los colores, el blanco es el tono elegido para las paredes persiguiendo con ello un doble objetivo, llamar la atención sobre los cuadros que las pueblan y contribuir a que la luz que entre por la ventana brille aún más.

En cuanto al mobiliario, ya habiamos hablado de la madera y el lacado, ahora proponemos colores añil para, por ejemplo, las estanterías, como homenaje a los cielos intensos y cercanos que divisariamos desde los grandes rascacielos de Nueva York.

El transparente metacrilato impone también su poderío y su vigor en esta decoración de un hogar estilo Manhattan. Los brillos de las lámparas cromadas en combinación con la sobriedad y rotundidad de la madera nos amplía los espacios aunque puede llegar a dar un aspecto algo frio.

Quizá para evitar esa frialdad podemos introducir algunos accesorios en colores más intensos como pueden ser el rojo bermellón que aplicado en mesitas o cabecero servirá de contrapunto de calidez al global de la decoración de nuestro hogar estilo Manhattan.

Fuente de las imagines: Mapfre Hogar , Hello Marielou